LAS PUERTAS DE MIS CIELOS

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LAS PUERTAS DE MIS CIELOS

Mensaje  Pedro Boggiani PAM-2003 el Mar Nov 10, 2009 4:13 pm

BAUTISMO A REACCION

EL AÑO 1959 dejó una marca imborrable en la historia de mi País.
Llegado el mes de Abril, casi la mitad del territorio estaba anegada como consecuencia de intensas y prolongadas lluvias iniciadas al promediar Enero y prácticamente sin solución de continuidad durante los tres primeros meses hasta bien entrado el referido mes de Abril.
Vastas extensiones bajo agua con rutas, caminos, puentes y vías férreas cortadas en innumerables sectores, dejaban poblaciones enteras completamente aisladas por tierra, incomunicadas con el resto del País.
En mi profesión de cameraman de noticieros cinematográficos, se multiplicaron mis viajes y sobre-vuelos del territorio en distintos tipos de aviones de la época, registrando las escenas realmente impresionantes de un País bajo el agua.
Pueblos desaparecidos, algunas veces ubicados por el brillo casual de una techumbre al borde la de superficie del agua marrón que la cubría…
Pueblos otros a los que se transportaban por aire y en aviones anfibios, abrigos, medicamentos y víveres que no podían llegar de otra forma… Gran parte del tendido de los ferrocarriles –considerados insumergibles y a prueba de inundaciones, sucumbieron sin embargo ante el avance de las aguas.
La crecida incontenible de los ríos y arroyos comenzó a hacer estragos de todo tipo, en tanto los evacuados de las zonas inundadas comenzaban a sumar decenas de miles.
En determinado momento, esa crecida incontenible comenzó a amenazar seriamente a la única represa hidroeléctrica con que contaba el País por entonces.
Conocida como la “RIONE” sigla de la empresa conformada por varias firmas básicamente de origen alemán que comenzaron a construirla a mediados de los años treinta, es el primer embalse del río Negro al costado de la antigua población de Santa Isabel, más tarde y hasta hoy llamada Paso de los Toros…Que además presenta el orgulloso blasón de ser la cuna de la famosa “agua tónica”, hoy conocida en gran parte del mundo…
Al sobrevenir la segunda guerra mundial, los alemanes cesaron en el dominio de la construcción y finalmente nuevas empresas pudieron dar término a la gigantesca obra y sus instalaciones.
Pero en aquel momento de las enormes precipitaciones pluviales del año 1959, los volúmenes caídos superaron todos los cálculos y expectativas… Abiertas de par en par las compuertas, no era posible evacuar los caudales inmensos de agua que accedían al lago del embalse, desde todas las vertientes…
Muchos kilómetros aguas abajo y como consecuencia de la apertura de las compuertas, la ciudad de Mercedes padecía una devastadora inundación, con las aguas bordeando las alturas del Centro de la capital de Soriano…
Pero la situación de la represa, se tornaba cada vez más crítica, fracasando incluso o siendo superado el nivel de parapetos artificiales amontonados en los bordes, para impedir que la tremenda correntada saltara por encima del muro principal del dique…
Llegó inexorablemente el momento de encontrar una rápida solución que aliviara la enorme presión, evitando que una ruptura del dique condenara a muerte a pueblos y ciudades aguas abajo… entre ellos Mercedes, con más de 60.000 habitantes.
El estudio de la altimetría de la zona, determinó que podía intentarse un “sangrado” hacia el costado norte del terraplén del lago, practicando una voladura controlada y encausando además el torrente en un rodeo en torno a la villa de Paso de los Toros, evacuando aquellas zonas que indudablemente serían arrasadas en primera instancia por ese torrente.
Era realmente una acción “in extremis” como fue catalogada…
Pero imprescindible; puesto que gran parte de las instalaciones de la central de transformación eléctrica ya estaban afectadas por la inundación que filtró los improvisados muros de contención. Daños invaluables y cese completo de generación, mientras esforzados funcionarios realizaban ingentes y casi imposibles esfuerzos por proteger turbinas y alternadores.
Tomada la decisión, se evacuó el resto de los habitantes de la población Isabelina amenazados o en previsión; se practicaron fosos a manera de canales en varios sectores, al tiempo que los Ingenieros del Ejército calculaban y disponían las cargas que detonarían en una explosión controlada.
El plan se revisó cien veces… No había ninguna experiencia anterior en nuestro País…
Las autoridades consideraron necesario registrar gráficamente y “en vivo” todo lo que sucediera como consecuencia de la acción a emprenderse.
Y así fue que quien esto escribe, fue encomendado para filmar desde el aire todos los acontecimientos, comenzando por la explosión misma.
Temprano en la mañana de aquel día, me presenté en la Base Aérea número Uno de Carrasco, ya que se había dispuesto por la Fuerza Aérea un avión tipo T-11 –que es un Beechcraft bimotor- también conocido como G-18, a los efectos de llevar a cabo la tarea encomendada.
Al promediar la mañana, me anuncian que el avión en cuestión, aterrizaría en 15 minutos regresando de una de las múltiples misiones de asistencia que se llevaban a cabo por los aviones de la FAU… Los pilotos y todos los aviones disponibles, vivían un régimen de tremenda actividad, casi sin tiempo para descansar… Entre otras proezas de solidaridad, se supo de un T-6 cuya envergadura lo hacía apto para operar en un pequeño pedazo de terreno junto a una población anegada, al que cargaron en el habitáculo trasero, paquetes con los elementos de socorro solicitados… Llegado al lugar, ya no había pedazo de terreno porque las aguas lo habían invadido… Rápidamente se dirigió a una zona “seca”, aterrizó y con ayuda de vecinos, cuerdas y tres sábanas de cama, construyeron un improvisado paracaídas que aseguraron al paquete de socorro.- El “velamen” encima del asiento trasero, las cuerdas hacia arriba y encima de todo el paquete.
Despegó del lugar y rápidamente volvió al pueblito aislado… Estimo una altura suficiente y un punto que entendió apto para el lanzamiento. Hizo luego un viraje de 360 y nuevamente se aproximó al lugar elegido… Pocos metros antes de llegar y volando a la más baja velocidad que le permitiera la maniobra, invirtió el avión en un medio tonel … el paquete cayó del habitáculo trasero, detrás las cuerdas que arrastraron al paracaídas y, las sábanas blancas se abrieron a la perfección, para lograr un descenso suave a tierra, a pocos metros de donde los vecinos aislados esperaban el socorro…
El piloto, volvió a la posición normal y con toda naturalidad enfilo a su base de Durazno, donde ni siquiera comentó cómo había solucionado el socorro… Su “quasi” hazaña, se supo mucho después…
No había tiempo para comentarios… apenas para un bocado y salir a otra misión de ayuda…
El T-11 que me transportaría para hacer la misión de filmación, regresaba de una de esas tantas misiones que exigieron toda la destreza e ingenio de nuestra gente del aire…
Me extrañó que el piloto fuera único tripulante… Es que –me di cuenta después- el personal ya escaseaba.
Repusieron combustible y de inmediato subí a la máquina.
El piloto puso en marcha los motores todavía calientes y lentamente, con golpes de freno para conducir el avión de tren convencional por el taxi-way, nos fuimos acercando a la cabecera de la pista…
Prueba de magnetos y hélices (ahora lo sé)… y de inmediato el ingreso a la pista para alinearnos con el eje… Sin embargo, al llegar al lugar, el avión continúa girando y traza un círculo casi completo….El piloto no puede controlarlo con el freno derecho y tampoco con la tracción asimétrica (el motor izquierdo a pleno)… Vuelve a intentarlo..Dos veces…
Es inútil… la rueda izquierda está irremediablemente trabada… Así es imposible intentar decolar…
Nerviosa comunicación radial al móvil de Control en tierra… Un jeep nos viene a buscar a toda velocidad… Regresamos a la planchada para tratar de conseguir otro avión…
Por más que miramos, no se ve un solo avión en la zona… Todo el mundo está en alguna misión…
¿Quién viene de vuelta ahora..? –pregunta el piloto… -Nadie previsto hasta dentro de 55 minutos como mínimo…
Ahora es ya casi desesperación… La misión era una orden directa del Ejecutivo(La Presidencia)… Con especial cumplimiento sí o sí…
El piloto sale rápido hacia un pequeño local de la base…”Esperame botija” me dice
Yo no estoy muy tranquilo… Será difícil de explicar a mis directores que no entienden nada de esto…
Tres o cuatro minutos después, vuelve mi piloto y me lanza a “boca de jarro”…
¿Te animás a volar en un avión a chorro…? -No hay otra forma de cumplir…
Quizás mi nerviosismo, quizás mi temor a las consecuencias, pero y sin quizás, sí mi verdadera ignorancia... no me dejaron dudar… “Si… cómo no… ningún problema… vamos…”
Yo te explico… no es lo mismo que los otros…Vamos a andar muy rápido y vas a tener que estar muy despierto para filmar justo…
Probablemente hubo una sombra de duda… pero, la lógica primó: “Y… no hay otra verdad..?... Si no lo hacemos ustedes suenan y a lo mejor yo también…” -Vamos que algo vamos a hacer… Por lo menos lo intentamos –dije muy resuelto..
Tamos…me contestó… y luego… “No tenés una máquina más chica?”… Hay muy poquito espacio en un jet… -Mirá… esto es lo que hay.-. Tenemos que arreglarnos…-le contesté.
La cámara era una de aquellas reporteras famosas en todo el mundo profesional desde épocas de la guerra mundial… La “Eyemo” Bell & Howell de 35 milímetros, de metal, a cuerda manual que duraba 30 segundos, con una torre giratoria delantera de tres lentes: gran angular, normal y tele-objetivo, un visor regulable al costado izquierdo, velocidad de toma regulable a mano para 8, 16, 24 y 32 cuadros por segundo…Peso: casi 7 kilogramos cargada con un rollo de 30 metros de película… que duraba 1 minuto y medio…terminado, se volvía a cargar otro muy rápidamente…
Todo el conjunto, incluida la larga manivela de la cuerda, iba en una pesada valija de madera que, obviamente quedó en tierra sin miramiento alguno… No entraba en la cabina trasera del jet…
Me vistieron con un mono de vuelo desnudándome allí en la pista no más…Ni vergüenza tuve… no había tiempo…Los mecánicos me ataron el paracaídas de jet , parte espalda y parte asiento, me subieron por una escalerita amarilla que se adapta al costado de la cabina y me introduje en aquel “cepo” pequeño… Gracias a mi inalterable delgadez de esas épocas…Al “bolear” la pierna para meterme en el habitáculo, miré hacia la cola del avión… en el costado vi claramente el número pintado “202”… Número y avión que no olvidaría jamás en toda mi vida… Manipularon correajes, hebillas, ataduras, me previnieron de no “rozar” siquiera una manija amarilla y roja ubicada a mi derecha… “Guarda…!! Si la tocás, salís lanzado para arriba… es la eyección de emergencia… Si pasa algo, apretás los codos contra tus costados y tirás de esa manija...” - Ni loco…!!! -Pensé…
Una vez “sentado” o debería decir “enchufado” en el habitáculo, me alcanzan la cámara que apoyo en mis muslos, tres o cuatro rollos de 30 metros (100 pies) de película de 35 mm. que distribuyo al azar en cualquier parte que estuvieran quietos, el fotómetro que cuelgo de mi hombrera derecha y la manivela que entrelazo en el correaje delantero del paracaídas.
Nueva revisión de correajes, hebillas y ataduras que me ligan “de por vida” a esta máquina infernal con tremendo olor a kerosene…
Entonces, inician la ceremonia del casco, con la máscara de oxigeno incorporada, los visores que sólo me molestarán terriblemente para poder filmar, el micrófono asimismo incorporado… Olor a caucho sintético de autos de antes…
Hábiles manos me unen definitivamente a las entrañas de esta máquina voladora como parte de ella misma, al enchufar el tubo de oxígeno al tubo proveedor general… Me enseñan a regular el flujo y a ver en un pequeño cuadrante, el funcionamiento de la válvula de paso…”blanco abre… negro cerrada”
El auxiliar toma mi mano izquierda y la lleva hasta una palanca conformada de color rojo, debajo del borde izquierdo de la cabina… Si querés hablar con el piloto –ahora probamos- apretá este botón arriba… este es el acelerador, no se te ocurra empujarlo para ningún lado.. sólo apretar el botoncito…
“¿Acelerador…??...” pensé… Já… mirame a mi a fondo con esto…
Probamos la comunicación… notable calidad y claridad… El piloto, ya ubicado también en la cabina delantera, me instruye para que no mueva los pedales… si no quepo allí, puedo apoyar los pies pero sin hacer ninguna fuerza para ningún lado… Han tratado de desmontar lo que después sabría que era el bastón de mando… Pero no tienen éxito… Otra cosa más que me impide moverme libremente…
“Bueno…” me anuncia el piloto por el interfono…”vamos a poner en marcha… tenés la máscara bien asegurada y el oxigeno abierto no..??... Sí respondí apretando el botoncito…Aunque ni sabía bien lo que decía…Señas al personal de tierra, ruidos, chasquidos y de pronto un sonido agudo en tono de “U” que va aumentando… Miro para afuera a los mecánicos… Veo un pequeño movimiento de lo que me dijeron era el acelerador… En eso, como una pequeña explosión… “Qué cc…. carajo es eso…” Pero enseguida un sonido continuo más grave que la “U” inicial y aumenta notoriamente el olor a kerosene… No necesité demasiado tiempo para darme cuenta: “Es la turbina-jet que ya está prendida… el motor…”
Pequeñas y circulares luces amarillas que parpadean sucesivamente, curiosa, intrigada e ignorante mirada al panel de cien instrumentos que tengo delante de mí… todos se mueves… todos están vivos…Milagro…!!!
La palanca entre mis piernas, también cobra vida con pequeños y temblorosos movimientos…Veo que tiene varios botones..rojos y negros o marrones…La máscara me aprieta debajo de los ojos y si agacho la cabeza, no me deja ver bien…
“Liberame los codos del costado que voy a cerrar la cabina…” –Los tengo apretados contra mí… respondo. Enseguida, veo que el techo de acrílico baja lentamente guiado por una especie de elevador hidráulico… Llega a apoyarse firmemente en los costados de la cabina y en torno al parabrisas… De inmediato advierto que aumenta la presión en el interior…Mastico un chicle imaginario para destaparme los oídos…No tengo otra manera.. El casco no me deja meterme los dedos…
Vamos para la pista rodando ágilmente por las calles de servicio… Realmente no tengo idea de para qué lado vamos… Demasiadas cosas en tan poco tiempo… Mientras marchamos, reviso la cámara, elijo el teleobjetivo intermedio y lo sitúo frente al alojamiento de toma… Regulo distancia y diafragma estimando las condiciones que voy a tener en el lugar de filmación… Aprieto el botón del intercomunicador: “Cuánto demoramos en llegar más o menos..?...” - Unos 18 minutos aproximadamente… ¿por?... “Y es para preparar todo y estar listo… ya le doy cuerda y todo, así sólo tengo que apretar el disparador…”
-Dale antes que decolemos, por las dudas…
El avión se sacude cabeceando al detenerse en la cabecera de la pista, alineado ya con el eje…En realidad, este muchacho lo ha llevado como un auto hasta allí…
Unos instantes y siento su voz que me dice… “Nos vamos!...”
El avión se mueve hacia delante… primero lentamente, aunque siento fuerte sonido del motor detrás de mi… Un par de cientos de metros más adelante, el movimiento y la aceleración comienzan a aumentar notoriamente, y luego ya es una firme aceleración que me oprime contra el respaldo…
De pronto cesa toda vibración… veo que el piso se aleja de mí… ¡Estamos en el aire…!
Un amplio viraje en ascenso hacia la derecha y me doy cuenta que enfilamos hacia el Norte… a la represa… No me parece que subimos muy alto…Rápidamente, estamos nivelados y muy serenos…Acá no hay ningún tipo de vibración como en los otros aviones en que anduve antes…Apenas el “cosquilleo” de la turbina, detrás de mí...
El piloto me advierte de sus intenciones… “Ya estoy enlazado con la gente de tierra y vamos a tratar de sincronizar el pasaje nuestro, con la explosión… Esto es muy rápido y le podemos errar de acá a la luna…
La represa te va a quedar a la derecha… lo que le llaman el vertedero con las compuertas… Largá a filmar en cuanto pasemos la orilla opuesta… Yo te hago un pequeño viraje a la derecha para que te quede justo el lugar donde va a explotar el terraplén… Es poco lo que vas a ver de la salida del torrente… Ya vamos a estar lejos…Así que preparate para un viraje fuerte y hacemos una pasada al revés como siguiendo el curso del agua a través del pueblo…”
Así no más… Yo ni entendí ni tenía el más mínimo concepto de lo que significaba “preparate para un viraje fuerte” por lo que dije no hay problema, de acuerdo… Já… Ni idea de que serían los 7 kilos multiplicados por 5 a 6 “Gs”…Unos 40 kilos de golpe…queriéndose estrellar contra mi entrepierna…
Los minutos pasaron velozmente.
“Está todo listo y nos esperan… preparate…te habilito el receptor para que escuches lo que hablamos con el móvil de tierra…” -Dale no más que ya estoy listo…respondo apretando cuidadosamente el botoncito del acelerador.
“Móvil fuerza aérea, dos cero dos a 45 segundos del blanco… 30 segundos… 20 segundos…filmando Pedro… 10…5…4…3…2…1….Yáaaa…”
Siguiendo el conteo y teniendo en cuenta la duración de la cuerda, disparé cuando faltaban seis segundos… Con un ojo a través del visor y el otro mirando “por afuera” traté de mantener centrado el blanco en el lente… Pasamos…! … una fracción de segundo después, se eleva el estallido lanzando piedras, tierra y humo blanco azulado… Para mi gusto, un poco lejos de mi cámara… pero está, si todo anduvo bien…Ya no puedo ver más nada… muy rápidamente nos alejamos
“Voy a virar… cuidado!...” me anuncia el piloto -Adelante…-le digo. ¡Para qué…!!!
La tierra se mueve hacia la derecha y desaparece de mi vista… una tremenda presión me achata contra el asiento… mis manos ya no pueden con la cámara que pesa una tonelada y el mango inferior se clava en mi muslo derecho a escasos milímetros de los testículos… Hubiera querido gritar… Pero no sale siquiera un gemido de mi garganta…
Poco a poco reaparece la tierra por mi derecha y la presión tremenda comienza a disminuir…
El avión se endereza y allá adelante a mi izquierda veo que se acerca el boquete abierto en el terraplén, por donde un gran torrente de agua escapa del embalse…Pasamos y filmo otros 20 segundos o menos…
Armado de inconsciente valentía aprieto el pulsador del micrófono y le pido al piloto: “Vamo’a doblar por la derecha a ver si puedo filmar el torrente corriendo por el pueblo…Le doy cuerda a esto ahora…”
El piloto describe un amplio círculo, con menos “presión” que el otro y allá veo abajo a mi derecha la masa negra de agua que arrasa lo que encuentra a su paso, en un recorrido que rodea la parte alta del pueblo donde alcanzo a ver algunos uniformes verdes del Ejército…
En realidad, desde la altura no representa una cosa amenazante ni mucho menos… Todo parece irrealmente de juguete… no tiene una dimensión verdadera…
“Es que al piloto en el cielo, las penas y lacras terrenales, le parecen tan pequeñas que pierden importancia…Tanto, que casi ni tienen sentido ante la inmensidad de su cielo infinito…”
-Escucho que el piloto pregunta al móvil de tierra y confirma que se aleja del objetivo de regreso a la base… Y en seguida, dirigiéndose a mí, “¿Estás muy apurado por volver…?... –Nooo… contesto un poco por cortesía… Esto lo van a revelar recién esta tarde…. No hay apuro ahora…
“Bueno- me dice- vamos a subir un poco y a disfrutar de tranquilidad… ¿te sentís bien?”
También le respondí que sí… En realidad, tantas nuevas sensaciones y tan rápidamente sucedidas unas a otras, excedieron mi poder de asimilación… En verdad, no sé si estoy bien o estoy mal…
Es decir….mal, no estoy para nada… Estoy “raro”…
En esos minutos, comienzo a fijarme y registrar en mi mente el lugar en el que estoy…
Así que “ésto”… esto es un avión a chorro…
Estamos muy alto ahora… qué pequeñas son las cosas de la tierra…
Este avioncito es muy sereno… prácticamente no vibra… y parece ir muy lento…ni se mueve…
Tan terriblemente veloces que nos parecen desde abajo…
El tanque de punta de ala baja suavemente y el jet inicia disimuladamente un amplio giro sobre ese lado…
Ahí arriba a mi derecha, el horizonte desfila hacia la izquierda… el que parece inmóvil es el bonito avión… Más acostumbrado a aprovechar el poco espacio, giro mi cabeza y miro más detenidamente al plateado juguete que me lleva por el aire… La escarapela de Artigas pintada en esa parte del ala… El conjunto armonioso y casi escultural del ala y los tips con una pequeña aleta hacia fuera…
“Te gusta volar…” –me pregunta de pronto el piloto…
-Mirá…. En verdad… me parece que lo adoro…!!!
-Es mejor que lo que imaginaba y soñé desde chiquito… Creía que nunca sería realidad…
“Ya vamos bajando para Carrasco…Agarrá con la mano derecha esa palanca que tenés entre las patas…”
-¡Mirá que no sé nada de esto eeehhh…!
...”Jajaja… no te preocupes que yo la mantengo… probá a moverla suavecito y vas a ver…”
-No muy convencido y sosteniendo mi pesada cámara con el brazo izquierdo, empuño por primera vez en mi vida una palanca de mandos… Más que tímidamente hago presión hacia la derecha y el avión se inclina para ese lado suavemente de inmediato y dobla (todavía no sabía decir “vira”)…En seguida deshago el movimiento temeroso de un rezongo y mal que bien, todo se endereza a la perfección…
“Muy bien botija… muy bien… tenés suavidad para los mandos… ¿viste que fácil es…?”
Recuerdo muy bien….
La sensación que me embargó, parecida a una tremenda emoción razonada, no me permitió responder ni una sóla palabra…
La perfecta y mal interpretada mala educación del aprendiz…
Es que NO PODÍA CONTESTAR… estaba borracho…embriagado totalmente por esos pocos segundos…
Una fracción de la realidad irreal de mis sueños que nunca había sabido descifrar…
-Demasiado rápidamente para mi gusto, siento al piloto que dialoga con el Control de Carrasco preparándose a aterrizar… Un minuto después, alzo un poco la cabeza por encima del respaldo protector delantero y veo claramente que vamos en descenso hacia la pista allá abajo y adelante, a unos cinco kilómetros…
Siento que el avión frena en el aire… suave y firme…ruidos de algo como cajones debajo del piso, vibraciones, dos golpes secos y todo normal otra vez… Nuevas luces verdes y amarillas se encienden en el tablero a mi frente…Cuando dirijo la vista y mi mano para apretar el botón y consultar al piloto, como por arte de magia el acelerador se mueve firmemente atrás casi hasta el tope…
Ni hablo…. Desisto de mi pregunta…
El zumbido del motor detrás de mí disminuye sensiblemente…
La tierra se acerca velozmente… Sin embargo no siento ninguna aprehensión…
Me he convertido en un perfecto inconsciente…
Casi puedo decir que esperaba el golpe normal y el ruido de las ruedas contra el cemento, como lo más natural del mundo… Algo que muy raramente alguna vez había soñado, pero jamás había vivido…
Juegos de la mente, ajena a la inteligencia…
Ya rodamos más lentamente por la pista y escenas de películas del cine me vienen a la memoria…
Vuelvo de una “misión…”
Con 22 años, no es tan malo decir que uno lleva un niño adentro… -El mío todavía no me dejó…
Estacionamos, me ayudan a bajar del avión por la escalerita amarilla y recojo todos mis petates de filmación.
Para mi recuerdo, aunque me rezonguen por gastar película, le hago una toma a mi avión-padrino… el FAU-202… que me sonríe “ancho” por sus bocas laterales de toma…
¡Qué hermoso que es…cielos… Hasta hoy nunca me había dado cuenta…!
Le palmeo el morro y le digo…”Genial loco… sos formidable..”
-Y de pronto me doy cuenta que el piloto con el casco en la mano me está mirando junto a un veterano mecánico… No se ríen… Más bien tienen una expresión de satisfacción…
Yo siento que la vergüenza tiñe de rojo toda mi cara…
Y cuando los miro casi sin consuelo y voy a explicarles que no, no estoy loco…que sin duda fue un momento de debilidad…
No me dejan hablar… El veterano se adelanta al piloto y me dice…”Algún día, si no ya… vas a ser de los nuestros… NOSOTROS TAMBIEN LE HABLAMOS A NUESTRO AVIÓN…-Y sabés una cosa botija –continúa- Algún día vas a ver que él… si… EL TE VA A CONTESTAR…”
Hice un gesto con la cabeza… fui a cambiarme de ropa y espontáneamente le di las gracias a mi padrino del aire… Había sido mi bautismo en jet…
En el trayecto hacia la editora varias veces pensé en aquel viejo loco que me había dicho que le hablaba a los aviones… Qué corso a contra-mano cheee… Mirá que hablarles…
Pero…
El duende maldito de mi conciencia salta y me dice… PERO… VOS …
VOS LE HABLASTE EN SERIO LOCASO…!!!

Pasaron muchos años antes que llegara el momento en que no me costaría nada confesarlo…
**Un par de años después de aquel día, quiso el hermoso destino que aquel FAU-202, me enseñara no sólo a hablar… me enseñó a volar...!!!

Pedro S.Boggiani sunny
Del libro en proceso “Destino: INFINITO”

*******************************************

Pedro Boggiani PAM-2003
Gorrión
Gorrión

Mensajes : 176
Puntos : 467
Fecha de inscripción : 04/11/2009
Edad : 82
Localización : Pine Park.Salinas-Canelones

Ver perfil de usuario http://headinginfinito/blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: LAS PUERTAS DE MIS CIELOS

Mensaje  PAM-2011 Daniel Cavelli el Jue Nov 12, 2009 12:56 pm

Salud Señor-
nada mas que: MUY pero MUY BUENO !!!
Daniel Cavelli PAM-2011

PAM-2011 Daniel Cavelli
Pichon
Pichon

Mensajes : 94
Puntos : 210
Fecha de inscripción : 05/11/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LAS PUERTAS DE MIS CIELOS

Mensaje  Invitado el Jue Nov 12, 2009 2:09 pm

Wow wow y 3 veces mas WOW, Pedro... esto es formidable loco, me atrapo mal la lectura, me senti dentro del 202 con Uds, me emocione realmente y la verdad TE FELICITO LOKO, el relato entero esta formidable y con mucho orgullo me alegro que estés en nuestras filas virtuales y espero puedas volver a compartir estas cosas, para los jóvenes pilotos como yo... son increíbles de escucharlas o leerlas

De corazón te FELICITO

Sin mas

Salu2

“Es que al piloto en el cielo, las penas y lacras terrenales, le parecen tan pequeñas que pierden importancia…Tanto, que casi ni tienen sentido ante la inmensidad de su cielo infinito…”

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: LAS PUERTAS DE MIS CIELOS

Mensaje  PAM-2000 Daniel Nole el Jue Nov 12, 2009 8:21 pm

Muy lindo relato Pedro, ya lo conocía, pero es lindo leerlo otra vez.
Una fotito para un merecido homenaje a uno de los protagonistas de la historia.



Daniel Nole
PAM-2000

PAM-2000 Daniel Nole
Ganzo
Ganzo

Mensajes : 549
Puntos : 1271
Fecha de inscripción : 04/11/2009
Edad : 56

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

¿TE ACORDÁS HERMANO...? TANGO

Mensaje  Pedro Boggiani PAM-2003 el Sáb Nov 14, 2009 1:16 am



CREO QUE EN ESTA FORMA OCUPA MENOS LUGAR...

En mi corazón, OCUPA TODO EL LUGAR.

Neutral

Pedro Boggiani PAM-2003
Gorrión
Gorrión

Mensajes : 176
Puntos : 467
Fecha de inscripción : 04/11/2009
Edad : 82
Localización : Pine Park.Salinas-Canelones

Ver perfil de usuario http://headinginfinito/blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: LAS PUERTAS DE MIS CIELOS

Mensaje  PAM-2027 Gustavo Bas el Vie Oct 01, 2010 12:48 am

Después de "La pequeña luz verde", que encontré primero de casualidad, salí a buscar algo más y encontré.
¡Quiero más!

PAM-2027 Gustavo Bas
Pichon
Pichon

Mensajes : 49
Puntos : 84
Fecha de inscripción : 03/07/2010
Edad : 54
Localización : Villa García

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LAS PUERTAS DE MIS CIELOS

Mensaje  Contenido patrocinado Hoy a las 5:36 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.